martes, 1 de septiembre de 2015

I'm a fool to want you

Querida,
trazos de ti me atraviesan
cuando escruto nuestras calles.
Cierto lugar donde nos besamos,
donde no queríamos ni despedirnos,
me ha masticado con un terrible dolor.
Por aquí nos lloran las esquinas, la luna,
la entrada del bar en nuestro primer beso,
con la certeza de que viniste a destrozarme.
Querida,
son estos cutres versos los que me golpean
sin reparos donde me plantaste el último.
Nunca me dijiste que te versara, aún
hubo tantas cosas que no dijimos...
Me quedé de hielo cuando te vi
y a pesar de ver como te ibas,
mi corazón aún congelado
en el averno busca latir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario